Volviendo al inicio

COMPARTIR

Hace días me encontré un audio en mi celular de una conversación que tuve con una amiga en el 2021.

¿Por qué tengo grabadas las conversaciones con mis amigas? No las grabo nunca JAJA pero esa fue una conversación particular y ella sabía que estaba grabando. Quería tener registro de las preguntas que ella tuviera acerca de una idea loca que estaba rondando en mi cabeza.

En ese audio de 15 minutos le conté lo que era Miut cuando todavía no existía. En ese momento, lo único que tenía claro era la idea de lo que quería que la gente sintiera y se llevara de Miut; información, visibilidad y sobre todo, conexión.

Soñaba con hacer retiros de bienestar, con dictar sesiones personalizadas de meditación y crear talleres grupales para ayudar a las personas a sanar.

Lo sé porque me escuche diciéndolo.

Dos años después, todo lo que dije y soñé es exactamente lo que he vivido.

Lo curioso de esto es que en el día a día de crear un negocio, seguir aprendiendo, estudiando y viviendo esos sueños, se me pasó darme cuenta.

Por eso tuve que hacer una pausa. 

 

Fueron casi dos meses de bajar el ritmo para nutrirme, descansar y volver al inicio.

En ese tiempo me encontré en la resistencia y el placer de vivir a mi ritmo.
Con todo alborotado: mi ego, mis viejas creencias de que la productividad define nuestro valor como personas, y la narrativa interna de que si las cosas son difíciles me las merezco y si no, pues no, encontré mi ritmo.

Hoy para mí vivir a mi ritmo es:

  • Hacer pausas mientras estoy haciendo cosas rutinarias para darme cuenta que estoy viviendo.
  • Explorar con mi práctica de meditación.
  • Ir más lento y eso incluye al caminar y crear espacios de Miut.
  • Tomarme el tiempo de mirar hacia atrás y celebrar todo lo que he logrado.
  • Saborear la comida y redescubrir alimentos.
  • Meterme a un curso de finanzas.
  • Irme de vacaciones y desconectarme de Miut
  • Leer por placer, especialmente antes de dormir.
  • Celebrar la vida de mis amigas y amigos más cercanas.
  • Ir a clases de natación y aprender a nadar desde ceros.
  • Y no menos importante, empezar mi certificación oficial como instructora de yoga.

Y aunque mi ritmo sea diferente al de ustedes, este es un recordatorio para que vuelvan al inicio.

Vuelvan a encontrar su ritmo.

Eso que les funciona.

Eso que les permite vivir y darse cuenta de que están viviendo.

Y sobre todo, eso que les recuerda el lujo y el placer que es estar vivos.

 

Eu de Miut